Forma pala de pádel

Qué tener encuentra a la hora de elegir tu pala de pádel.

Seguramente cuando piensas en comprar una pala de pádel has hablado ya con alguien. Un amigo que ya lleva tiempo jugando y posiblemente con mejor nivel de pádel, con un monitor, has consultado en internet o en algún grupo padelero para que alguien te de pautas.

Es muy probable que te hayan recomendado varias marcas y modelos, algo que se agradece, ya que el mercado de palas de pádel es muy amplio hoy en día. Ahora, olvídate de todas las recomendaciones de marcas y modelos. ¿Qué te parece?

Dejando a un lado las marcas y modelos debes saber que hay tres tipos palas: Redonda, lágrima o gota y diamante; de menor a mayor potencia.

También habrás oído alguna vez “bueno, ya me iré haciendo a la pala” sin embargo hay otra frase mucho mejor: “no tienes que amoldarte tú a la pala de pádel, sino la pala se tiene que amoldar a ti” a tu estilo de juego y necesidades

La verdad es que la pala de pádel es algo muy “personal” y hay muchos factores a tener en cuenta a la hora de la elección, y desde luego el diseño de la pala es lo último, aunque sea lo primero que nos llama la atención. Da igual que la pala sea fea si es buena y cómoda para nuestro tipo de jugo.

Estilo de juego.

Nadie mejor que tú conoce tus carencias y tus habilidades en la pista de pádel. No usará el mismo tipo de pala una persona que busca el ataque que una persona que es más defensiva.

Si eres ofensivo a la hora de jugar puede que busques una pala con más de potencia y un balance alto para aumentar la pegada. Si tienes buen control a la hora de poner la bola, una pala de diamante sería una opción válida.

Cuando tu defensa es mejor que tu ataque tanto en red como en el fondo de la pista, puede que una pala con más control sea buena idea.
Tengamos en cuenta que estar en la red no para todos, ni siempre, es atacar y una pala redonda puede darte puntos colocando la bola donde el contrario no llegue.

Y si no, siempre nos quedará la híbrida, gota o lágrima. Una pala de pádel con potencia sin renunciar al control… O por lo menos así la venden.
Lo cierto es que, siempre dependiendo de tus necesidades, es una buena alternativa para hacer una transición de control a potencia en niveles medios.

Nivel de juego.

Lo primero que tenemos que hacer es ser consecuentes y realistas con nuestro nivel.

  • Niveles de iniciación.

Si nuestro nivel aun es de iniciación, lo más conveniente puede ser una pala redonda de control, blanda y con balance bajo. Estas palas de pádel tienen el punto dulce redondo, amplio y centrado lo que nos facilita el control y minimiza en cierto modo los fallos.

Que la goma sea blanda ayuda en la salida de la bola cuando los golpeos no son intensos ni profundos. El balance bajo permite un mejor manejo de la pala y más rápido.

Hay personas en niveles de iniciación con pegada dura y que piensan que una pala de potencia es su la mejor elección… Puede que con el tiempo sí, pero lo ideal es aprender a controlar el golpeo, dirección y sitio donde poner la pelota. Una frase de un viejo anuncio de neumáticos que lo define muy bien:
¡La potencia sin control no sirve de nada!

  • Niveles medios.

En niveles medios / medios – bajos  suele ser ya la segunda pala y tenemos controlado nuestro tipo de juego, por lo tanto también algo más claro lo que necesitamos. Aun así suele recomendarse por lo general una pala de lágrima o gota. Estas palas son algo más duras y potentes que las redondas, el balance está en medio y el punto dulce algo más alto, estirado y menos amplio.

Sí tu control a la hora de colocar la bola ya es bueno, una pala híbrida con más dureza te puede ayudar a hacer golpes más tensos y profundos sobre todo atacando en la red y seguirá teniendo elasticidad suficiente para defender y colocar bolas desde el fondo.
Un balance medio ayuda a la manejabilidad y la velocidad a la hora de mover la pala.

Con un control ya bien definido y una buena técnica de golpe, si tu fuerte es el ataque, seguramente te encuentres a gusto con una pala potente forma de diamante.

Tipo de golpes.

En todo lo escrito hasta ahora ya se han ido dando pautas también de los golpes, ya que va ligado al estilo de juego y al nivel de cada uno. Aun así, la elección de la pala también hay hacerla dependiendo de los golpes que solamos hacer jugando.

Si somos buenos con los remates, la potencia de la pala junto con una buena técnica nos ayudará a traer la bola a nuestro campo o sacarla x3. También si buscamos profundidad y fuerza en la volea tanto en la red como a media pista.

Otra de las cosas que hay que tener en cuenta es si tu juego se basa en golpes con efecto, que tipo de golpes usas principalmente y con que otros golpes los combinas.
Si son golpes de contención, colocados con efecto, combinados con golpes de ataque… Para ellos, aparte de tener en cuenta  la potencia y control también podemos pensar en palas con las caras rugosas.

Posibles lesiones provocadas por la pala de pádel.

Una buena técnica de golpeo es importantísima junto con una elección adecuada de la pala de pádel.

Sí se tiene tendinitis de algún tipo o tendencia a tenerla, bien sea de hombro, epicondilitis, o lesiones de muñeca es bueno plantearse no usar palas que cabeceen mucho, para ello, mejor palas con el balance bajo, de poco peso y si es posible no muy duras para que absorban los golpes con la pelota.

Si es tu segunda pala de padel.

Si ya has tenido tu primera pala de pádel a la hora de elegir la segunda simplemente piensa las carencias que notas en tu pala anterior, potencia, salida de la bola, sensación en la pegada, control, etc. Sabiendo esto y teniendo en cuenta lo anteriormente dicho, creo que lo tienes ya mucho más fácil para la elección de tu pala ideal.

Recomendaciones a la hora de comprar una pala de pádel

No te gastes mucho dinero en la pala, hay palas con buenas prestaciones que no se exceden de precio. Si hoy por hoy es cierto que hay mucha oferta en el mundo del pádel, también es cierto que en muchas ocasiones los precios están inflados porque la demanda también es altísima.

Si pides tu pala por internet asegúrate de que te envían la que tú has elegido, y si no la tienen en stock (hay webs donde no lo pone y es más frecuente de lo que parece) pide la devolución del dinero, no te conformes con las que te puedan ofrecer en su lugar a no ser que tengas la seguridad que se adaptan a tu tipo de juego y tus necesidades por bonita e interesante que te parezca la oferta. En esto ya hemos caído más de uno, no lo hagas tú.

Prueba palas y compara antes de comprar la tuya. Eso sí, sin obsesionarse, tampoco hay que probar mil. Puedes pedírsela a algún amigo o también tienes clubs de pádel donde dejan palas de prueba para jugar partidos con ellas, gratis o alquiladas, coméntales que es lo que buscas, déjate aconsejar por ellos y prueba.

 

Dejo un vídeo de Hugo Cases, profesor de pádel, también con recomendaciones para elegir vuestra pala de pádel.

Un diseño único para tu pala ideal

Bueno, creo que hasta de ahora ya hemos hablado de casi todo lo importante a la hora de saber que pala comprar, solo nos queda el diseño para que nuestra pala sea, además de ideal para nuestro juego sea “ideal, ideal”.

No voy a hacer referencia a ninguno diseño de las palas que hay en el mercado padelero, pero… ¿te gustaría que fuera única? ¿te atreverías a diseñar tu mismo el dibujo de tu pala de pádel?

En este enlace puedes pedir que te hagan la pala con tu propio diseño.

0 Comentarios

Contesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

*

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

© 2018 - 2019 Padel Amateurs. Todos los derechos reservados, los contenidos y las imágenes de este portal pertenecen a padelamateurs.com o a terceros cedidos para su uso.

o

Inicia Sesión con tu Usuario y Contraseña

o    

¿Olvidó sus datos?

o

Create Account